Los secretos de Kioto, las Maiko y las Geiko

Quiénes son, qué hacen, porqué lo hacen y cómo lo hacen son dudas que asaltan a todos los visitantes a la ciudad de Kioto

¿Quiénes son las Geishas?

Si bien se dice que los orígenes de las Geishas (conocidas como Geiko y Maiko en Kioto), provienen de familias con pocos recursos, que ofrecían a sus hijas como mujeres de compañía, vendiendo incluso servicios sexuales, hoy en día, esa idea no podría estar más lejos de la realidad.

Fue en la ciudad de Kioto, en el año 794, cuando las Geishas empezaron a emerger como mujeres cultas y educadas, y como acompañantes de las clases altas en sus eventos y reuniones. No fue hasta mediados del siglo XVIII, principios del XIX, pero, cuando se separó oficialmente el concepto de Geisha como profesión, y su relación con la prostitución.

Que quede claro, una geisha NO es una prostituta y está totalmente prohibido solicitar este tipo de servicios. Es por eso que existe el requisito ichigensan wa okotowari dosu (prohibida la entrada sin introducción), que obliga a los clientes a ser invitados por alguien que ya esté en el círculo. De esta forma se consigue evitar que nadie se salte las normas, y proteger la seguridad de las chicas, asegurándose así de que quien accede a sus servicios es conocedor de las reglas.

¿Qué hacen?

En la actualidad, es considerada una profesión dedicada a las artes, y las chicas deben haber terminado su educación obligatoria para entrar en los Hanamachi o Kagai (barrios de geishas).

Sus tareas

  • Entretener a sus clientes con conversación.
  • Amenizar la velada con juegos.
  • Servir la cena y las bebidas.
  • Realizar la ceremonia del té.
  • Bailar delicadas danzas.
  • Cantar canciones tradicionales.
  • Tocar instrumentos (shamisen, shakuhachi, taiko).
  • Practicar caligrafía, poesía y literatura.

¿Cómo lo hacen?

Llegada al Hanamachi

Shikomi y Maiko caminando por GionA la edad de aproximadamente 15-16 años empiezan su formación y se convierten en Maiko (término empleado para referirse a las aprendices de Geisha en Kioto), y siguen en “prácticas” hasta los 20 más o menos, cuando finalmente pueden ejercer como Geiko.

Primer Paso, Shikomi

Primer Paso, ShikomiAntes de ser aceptadas como aprendices, deben pasar una etapa llamada Shikomi, en la que viven ya en las Okiya (nombre que reciben las casas donde viven las Maiko), y ayudan en las tareas domésticas, preparan el desayuno, y empiezan a ir a clases. Es común ver por el barrio de Gion a Maikos acompañadas por chicas jóvenes que les ayudan a cargar con sus cosas, o les acompañan. Estas, si soportan las exigencias de la profesión, serán las futuras maiko. Suelen vestir ropa occidental al principio, y más adelante, kimonos sencillos, normalmente de color rosa o tonos pastel.

Segundo Paso, Minarai

A finales de su etapa de Shikomi, y justo unas semanas antes de ser aceptadas como Maiko, entran en la fase de Minarai, que significa, literalmente, observar y aprender. En este momento ya pueden empezar a vestir kimonos iguales que el de sus hermanas mayores, y participar en eventos con clientes, acompañando, observando y aprendiendo de las maikos con más experiencia. Aun así, para que tales clientes sepan que todavía están en fase de Minarai, sus obis (cinturón que ata el kimono) son más cortos, y su maquillaje, un poco diferente.

Tercer Paso, Misedashi y debut como Maiko

Al ser aceptadas como Maiko, se celebra la ceremonia llamada Misedashi, en la que la nueva aprendiz se presenta a los negocios del barrio, ofreciendo sus servicios. Normalmente, va acompañada de la Okaasan (la “madre” que la acoge en su casa y le enseña todo lo necesario); su Oneesan, una maiko o geiko mayor de la misma casa; o por un Otokoshi, los hombres encargados de vestir y atar los obis de los kimonos. Durante ese día, pasean de casa en casa por todo el barrio, y llevan unas decoraciones especiales en el pelo, y kimonos negros de gala.

Vida de Maiko

Durante su etapa de Maiko, participan y trabajan en eventos y ceremonias. Pero sus kimonos y decoraciones en el pelo son diferentes de las Geiko, para que sus clientes sepan que son chicas jóvenes, que todavía están aprendiendo. La mayoría de chicas que se ven correteando por Gion al atardecer son Maiko. Las Geiko son un poco más escasas y difíciles de encontrar.

Aprendiendo la sutileza

Gion Maiko y Geiko

Normalmente, las Maiko llevan kimonos más llamativos y floreados, decoraciones coloridas en el pelo y maquillaje más extremado que las Geiko. Eso se debe, según se dice, a que son “niñas” aprendiendo un arte delicado y sutil. Por mucho que lo intenten, tienen que pasar muchos años hasta que perfeccionen esos conceptos. Poco a poco, van evolucionando, hasta llegar a la sutileza y elegancia suficiente para poder pasar a ser consideradas Geiko.

Graduación, Erikae y debut como Geiko

Cuando terminan su formación y cumplen alrededor de 20 años, se celebra el Erikae. Momento en el que dejan oficialmente de ser meras aprendices y pasan a ser geikos adultas, totalmente preparadas. La palabra erikae, significa “cambio de cuello”. Se refiere al cambio del kimono interior rojo que suelen llevar las maiko, al kimono blanco, símbolo de las geiko.

Vida de Geiko

A partir de este momento se considera que las Geiko ya han terminado toda su formación y pasan a ser mujeres libres que ya no dependen de las Okiya para gestionar sus reservas. De todos modos, muchas mantienen una estrecha relación con la casa en la que vivieron como Maiko.

¿Cómo ver a una Geisha?

Pasear por los barrios de Geishas de Kioto al atardecer es la mejor manera de verlas. Hay que ir con cuidado y ser muy respetuoso, puesto que están trabajando y normalmente van acompañadas de sus clientes. En Gion, hoy en día hay carteles prohibiendo incluso las fotografías, así que, por favor, usad el sentido común.

En nuestro tour por los barrios de Geishas, normalmente conseguimos verlas, ya que paseamos por los callejones menos concurridos y por barrios como Miyagawacho y Gion Higashi, donde no hay tanto turismo. No podemos asegurar verlas por la calle, pero aun así, el tour es uno de los más vendidos de nuestra web. Aquí puedes ver las opiniones de nuestros clientes y reservar tu tour.

Reserva una actividad con una Maiko

La mejor manera de verlas y poder interactuar con ellas es reservando una cena o un espectáculo. Si bien existe el chigensan wa okotowari que os comentaba al inicio de este artículo, hoy en día hay empresas dedicadas a gestionar eventos para visitantes y turistas, en los que es posible pasar una velada con ellas.

Reserva una cena con una Maiko, con la que podrás interactuar y tomarle fotos. Además, en esta actividad podrás disfrutar de sus danzas mientras gozas de una comida tradicional tipo kaiseki ryori, única de Kioto. Finalmente, recibirás un pequeño detalle de la misma maiko, que podrás llevarte como recuerdo.

Participa en una ceremonia del té con una Maiko, y elige si quieres también ver sus danzas o jugar a juegos tradicionales con ellas. Esta es la manera más económica de ver e interactuar con una Geisha en Kioto.

Conviertete en maiko en Kioto, y crea un bonito recuerdo por tu paso por Japón, gracias a este pack con fotografías de estudio dentro de una casa tradicional o en el salón de té. También existe la posibilidad de convertirse en samurái, o incluso de hacer una transformación en pareja o de toda la familia.

Geishas en otras ciudades de Japón

Las geishas no son únicas de Kioto, es más, aún quedan muchas en otras zonas de Japón, como en el barrio de Naramachi de Nara, los 3 barrios de geishas Kanazawa, Hakone, o en uno de los 6 barrios de geishas de Tokio, como Asakusa.

En ciudades como Kanazawa se está haciendo un gran esfuerzo por mantener viva la esencia de las Geishas, y hoy en día parece que hay muchas más formas de verlas e interactuar con ellas que en Kioto. Suelen ser celebraciones mucho más íntimas que en Kioto, con grupos más reducidos, por lo que recomendamos muchísimo la experiencia. Podéis escribirnos para pedir información desde nuestro formulario de contacto

Comparte este artículo:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Más artículos